A+ A A-

#Tips Ocho claves para tener en cuenta al sentarse para conducir

 PUBLICIDAD 

  

La postura que adoptes al sentarte en un vehiculo te ayuda a cansarte menos y, sobre todo, a reaccionar mejor y más rápido ante un imprevisto.

 

1. Posición del asiento

Nada más snetarte en el carro, ajusta la distancia de tu cuerpo respecto a los pedales. Si tienes las piernas muy encogidas estarás incómodo enseguida. Si estás muy lejos, no pisarás correctamente los pedales.

¿Cómo saber cuál es la distancia correcta? En un carro sincronico, puedes medirla respecto al croche. Cuando lo presionas hasta el fondo, tu pierna debería estar estirada, pero no del todo, sin llegar a encajar la rodilla. Así pisarás los diferentes pedales con menos esfuerzo. En un carro automático la distancia correcta te la marcará el pedal del freno (ojo, está más cerca que el croche). Al pisar el freno con todas tus fuerzas tendrás la pierna estirada, con un margen que deje juego de rodilla para no alejarte demasiado del volante. Así eharás toda presión posible sobre el freno en caso de emergencia.

2: Altura del asiento

Ya conoces la distancia correcta. Ahora toca comprobar la altura. Lo mejor es ir todo lo abajo que puedas sin perder visibilidad, así sentirás mejor las reacciones del vehiculo porque estarás más cerca del centro de gravedad del vehículo.

3: Respaldo

El siguinte paso es el respaldo. Casi todos solemos llevarlo más echado hacia atrás de lo que indican los cánones. Se recomienda ir en una posición incorporada que permita estar alerta y reaccionar con rapidez. Ojo, que esto no significa que lo lleves a 90 grados como si fuese una silla, porque así te cansarás mucho más rápido. Tampoco en plan tumbona, porque a los brazos les costará reaccioanr para dar un volantazo. No es tan complejo como parece aquí escrito. Guíate por tu muñeca, que quede sobre la parte superior del volante. Eso sí, sin despegar los hombros del asiento. Ahí lo tienes.

4: Reposacabezas

No te tomes a broma el reposacabezas, que es un elemento de seguridad en el carro muy importante. Auqnue tengas un pequeño golpe con elcarro , es el encargado de mitigar el latigazo de tu cuello. Siéntate  correctamente y mira al frente. La parte más trasera de nuestra cabeza (unos cinco cm por encima del cuello) debe estar casi en contacto con el reposacabezas. Cuando más lejos esté tu cabeza del reposacabezas, más sufrirás en un accidente.

5. Volante

La profundidad debe permitirte agarrar el volante a las nueve menos cuarto (si considerans la esfera del volante como un reloj), y mantener los codos doblados a 90 grados. Respecto a la altura, ten una postura lo más natural posible: demasiada te obliga a subir los brazos (se te cansarán el cuello y ños hombros). Si lo colocas muy bajo, sólo podrás usar la parte superior, pero deberías mover con facilidad las manos por toda la circunferencia del volante.

 PUBLICIDAD

 

6. Manos en el volante

La posición más adecuada de las manos según todos los expertos, es la llamada de “las diez y diez”. Así se puede reaccionar con mayor rapidez ante cualquier imprevisto. No conviene cruzar las manos ni tampoco hacerlo por los brazos del mismo.  Los brazos no deben estar tensos, sino algo flexionados. No agarrar el volante con fuerza, (la espalda se te va a agarrotar muy rápido). Suelta solo el volante para las maniobras imprescindibles, como el cambio de velocidad. Y sujeta siempre el volante por el lado exterior.

En curvas cerradas en carretera, cambios de dirección en ciudad o maniobras, las manos deberán cambiar de posición para permitirnos girar más de media vuelta de volante. Anticipa poco antes del giro colocando la mano del lado del giro por encima de la mano contraria (así no te quedarán nuca juntas). Gira el volante mientras la mano contraria se queda quieta hasta que las manos vuelven a estar lo más separadas posible. Entonces la mano contraria toma el mando y hace girar el volante hasta donde sea necesario.

7. Espejos retrovisores

Debes poder ver bien a través de ellos con solo mover el cuello hacia los lados (sin mover la cabeza hacia delante o hacia atrás). El espejo interior nos debe permitir ver todo lo que ocurre detrás, así que céntralo respecto a la luneta trasera. Los retrovisores laterales deben estar lo más abiertos posible para ganar ángulo de visión en carretera (ábrelos justo hasta que pierdas casi la visión del lateral de tu coche). Por cierto, hay que mirarlos con frecuencia, además de cuando haces alguna maniobra. Recuerda que los espejos exteriores reflejan una visión más lejana de la realidad, tenlo en cuenta.

8. Y algo más

La postura al volante NO es perpetua. En un viaje largo te agotarías. Si llevas mucho tiempo al volante puedes variar la inclinación del respaldo y la distancia del asiento. Un par de centímetros alivian bastante. Pero vuelve a la posición correcta si el tráfico, la carretera o el tiempo se ponen difíciles. Con las manos, algo similar. En autovía con poco tráfico puedes ponerlas en una posición más relajada, pero cámbiala a la hora de adelantar o si llega una situación de riesgo.

FUENTE: http://noticias.coches.com

Y muy importante si te gusto esta noticia no olvides CALIFICARLA, COMENTARLA y COMPARTIRLA en tus redes sociales!!!

volver arriba

Buscar

#Novedades

Error: No articles to display