A+ A A-

#Tips Evita que tu mascota se maree en el auto con estos tips

 Publicidad

  

Los viajes en el auto, si el animal no está acostumbrado, pueden resultar ser muy incómodos para todos (principalmente para nuestro peludo amigo) por los mareos que puedan sufrir, que en ocasiones terminarán en vómitos o en que todos pasemos un mal rato.

Para evitar el malestar de la mascota a la hora del viaje hay una serie de consejos útiles que podemos seguir, y con ello aumentaremos el bienestar del animal y nuestra propia tranquilidad, pues no es nada agradable saber que ahí detrás va alguien que lo está pasando verdaderamente mal durante un viaje. Así, siguiendo unos pocos consejos, todos podremos disfrutar del viaje sin mayores contratiempos.

Publicidad 

 

Cómo evitar que nuestra mascota se maree en el auto

La preparación del viaje es fundamental, pero hay que tener en cuenta que si nos llevamos un cachorro, éste será más susceptible de mareo. No solo será así porque no esté acostumbrado a viajar, sino porque los cachorros (humanos incluidos) no son precisamente pasajeros estáticos. Hay que tener paciencia y saber que con la edad serán capaces de controlar mejor el mareo, aparte de ir acumulando kilómetros de viaje.

La paciencia es nuestra mejor aliada. Hay que ser pacientes y saber que con el tiempo y los kilómetros todo va a mejorar. Solo hay que recordar nuestra infancia, ¿no te mareaste nunca? Los perros y las mascotas no son humanos, pero sienten y padecen igualmente.

La costumbre es también algo a fomentar para que luego nos beneficie. Acostumbrar a la mascota a ir en auto es fundamental, y por eso es bueno sacarla de paseo o de excursión periódicamente, en trayectos cortos, para que se acostumbre a la dinámica de viajar enel carro . Jamás se debe meter al perro en el vehiculo y hacer 1.000 km la primera vez, sería una tortura insoportable.

Justo antes del viaje también hay que preparar el terreno: que coma por última vez alrededor de 4 horas antes de salir para que vaya en ayunas, o al menos con la digestión hecha; dar un paseo, hacer ejercicio, desfogarse bien antes de salir; si es necesario y bajo prescripción del veterinario, le daremos un antimareo según instrucciones del profesional.

Vale para todos, pero especialmente para la mascota: un auto ventilado y oxigenado, temperatura agradable y suficiente ayudan bastante para un viaje sin sobresaltos.

De nuevo, igual que nosotros, viajar cómodos hace que nos mereemos menos, y la mascota, lo mismo. No hay nada peor que viajar incómodos y moviéndonos para marearnos sin remedio, y así pasa con nuestro perro o gato. Darles un espacio cómodo y amigable es fundamental.

Parar periódicamente, estirar las patas y beber agua, refrescarse, oxigenarse, es fundamental.

Para reforzar el recuerdo positivo del viaje es bueno darles un premio al llegar al destino. De esta forma la próxima vez, poco a poco, irán apreciando el sentido de esos viajes largos.

FUENTE: http://subaria.com

volver arriba

Buscar